El internista Ricardo Franco Vicario y el Hospital San Juan de Dios de Santurtzi, premios Dr. José Carrasco-D. Máximo de Aguirre 2024

La brillante trayectoria profesional en el campo clínico, docente e investigador durante cincuenta años del doctor Ricardo Franco Vicario, y la asistencia sanitaria ininterrumpida durante un siglo del Hospital San Juan de Dios de Santurtzi han sido reconocidos en la decimoséptima edición de los premios Dr. José Carrasco – D. Máximo de Aguirre de 2024, que se ha celebrado ayer jueves, 14 de marzo, en la Sociedad Bilbaina.

Los premios Dr. José Carrasco – D. Máximo de Aguirre fueron instituidos de manera conjunta por la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao y la Sociedad Bilbaina, ambas entidades con más de 100 años de historia, para reconocer a las personas o instituciones que se han destacado de forma notable en su desempeño profesional o han realizado meritorios servicios para la sociedad. Los galardonados han sido decididos por acuerdo unánime de las juntas de gobierno de ambas entidades.

El acto, que fue conducido por la presidenta de la Academia, Agurtzane Ortiz, y el presidente de la Sociedad Bilbaina, Juan Goiria, contó, entre otros, con la presencia de Gotzone Sagardui, consejera de Salud del Gobierno Vasco; Nerea Urien, viceconsejera de Administración y Finanzas de este departamento; Vicente Reyes, subdelegado del Gobierno en Bizkaia; Mikel Sánchez, director de Planificación del departamento de Salud del Gobierno Vasco; Álvaro Pérez y Ana Collía, concejal de Salud y directora de Salud y Consumo del Ayuntamiento de Bilbao; José Antonio Barañano, director para la Promoción de la Autonomía Personal de la Diputación Foral de Bizkaia; Lourdes Zurbanobeaskoetxea, coordinadora del Plan para la Transición de los Cuidados de Larga Duración de Bizkaia; María Carrasco, decana de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Deusto; y Gorka Moreno y Guillermo Quindós, vicerrectores de la Universidad del País Vasco, entre otros.

También asistieron los representantes de los colegios profesionales de Médicos, Farmacéuticos, Psicólogos, Biólogos, Veterinarios, Dentistas, Enfermeros, Podólogos, Fisioterapeutas, Logopedas, Abogados e Ingenieros Industriales de Bizkaia, así como de entidades como el Igualatorio Médico Quirúrgico (IMQ), Mujer Siglo XXI, Basque Health Cluster, Asisa, Museo Vasco de la Medicina, Médicos del Mundo-Euskadi y la Sociedad Coral de Bilbao.

Con motivo de la entrega del galardón, Juan Ignacio Goiria, presidente de la Sociedad Bilbaina y expresidente de la Academia, declaró su «gran satisfacción», por ver reconocida púbicamente, «una vez más, el gran trabajo que durante cinco décadas ha desarrollado el Dr. Ricardo Franco, a través no sólo de su labor en el Hospital Universitario Basurto, sino también como docente e investigador para la Universidad del País Vasco, e igualmente al frente durante varios años de la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao». También ha alabado la labor «callada pero constante, y siempre al servicio de la salud de las personas del Hospital San Juan de Dios de Santurtzi, una entidad que ha sabido cambiar y adaptarse a los tiempos, conforme se transformaban las necesidades asistenciales de la población de Bizkaia».

Por su parte, Agurtzane Ortiz, presidenta de la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao, en referencia al Dr. Franco Vicario, le calificó con afecto como «mi profesor, colega, amigo y predecesor», haciendo alusión posteriormente al Hospital San Juan de Dios de Santurtzi con la que ha tenido «el placer de colaborar estrechamente durante años en el tan importante y necesario campo de los cuidados paliativos».

Tras recibir el galardón, el Dr. Franco Vicario defendió que la relación médico-paciente, debe recapturar una dialéctica que considere la dignidad del paciente como lo más importante. «Todos los médicos somos especialistas en ética, pues cada paciente supone para el facultativo un desafío moral. La ética comienza con el reconocimiento del otro y, en ese reconocimiento se demanda una respuesta, de la que surge una responsabilidad, una capacidad de responder».

Asimismo, la tecnología, el cientificismo actual y la burocratización que ahora prevalece en la Medicina Clínica, «usurpa con frecuencia el carácter humano de la relación médico-paciente, al tiempo que el médico se convierte social y económicamente en un personaje secundario». Además, continuó señalando, el cuidado del paciente «supone reconocer y responder a la persona que sufre: no como paciente, no como cliente, no como consumidor, sino como alguien que apela a la humanidad del médico. Si alguien me preguntase cómo debe ser su médico, yo le respondería: “Tu médico debe ser como tu amigo; alguien al que puedas hablar con sinceridad, a quien estimes, en quien confíes y a quien respetes”».

Ricardo Franco Vicario dedicó el premio a su maestro, el Prof. Víctor Bustamante Murga, «que me mostró el camino y me enseñó a recorrerlo»; a los enfermos y alumnos, «que han sido motivación, meta y, frecuentemente, generadores de ese gran regalo que es la amistad»; a los compañeros médicos y profesionales de las Ciencias de la Salud, de la vida, «de quienes tanto he aprendido»; y a sus padres y a su familia nuclear, «que han sacrificado tantos sueños para ayudarme a vivir los míos».

A continuación, Vicente Fernández Zurita, director-gerente del Hospital San Juan de Dios de Santurtzi, recogió el premio acompañado por Fuensanta Icaza de la Sota, presidenta de la Fundación Benéfica Aguirre, y por el Hno. Mariano Bernabé Otero, superior de la Comunidad de Hermanos de San Juan de Dios del Hospital. Fernández Zurita recordó la labor de los miembros del patronato de la Fundación Benéfica Aguirre, los Hermanos de San Juan de Dios destinados a lo largo de cien años al Hospital y los cientos de profesionales y colaboradores que se han «esforzado durante décadas para poner su conocimiento y capacidad de trabajo al servicio de los pacientes, para seguir proporcionando a la población de Bizkaia unos servicios sanitarios y sociosanitarios acordes a las necesidades existentes, estando allí donde es necesario, de acuerdo con la Administración sanitaria y cumpliendo con nuestra vocación de servicio público».

El director-gerente del Hospital también agradeció ante el numeroso público presente «muy sinceramente», a las instituciones públicas, entidades privadas y ciudadanía en general, «su confianza y apoyo en la labor del Hospital. Estamos recibiendo mucho cariño de su parte en este arranque de nuestro año del centenario y eso resulta profundamente reconfortante. Para nosotros es una señal de que algo hemos hecho o estamos haciendo bien».

Por último, hizo patente ante los invitados el agradecimiento a su equipo directivo por su «cohesión, transparencia y coherencia, su sello de identidad».

هناك العديد من الخيارات عبر الإنترنت للرهانات الرياضية والكازينوهات. انقر هنا لمعرفة المزيد عن الكازينوهات العربية كطريقة للفوز بالجوائز مع مكافأة بدون إيداع.

Let's talk

If you want to get a free consultation without any obligations, fill in the form below and we'll get in touch with you.





    X