Sería incapaz de expresar en redes algunas cosas que he visto en la guerra de Ucrania

¡Por si te lo perdiste! Xabier Fernández, agencia EFE: “Yo sería incapaz de expresar en redes sociales algunas cosas que he visto en la guerra de Ucrania”

Xabier Fernández, jefe de la Sección TV de la Agencia EFE País Vasco que ha cubierto in situ el conflicto ucraniano, ha reflexionado en la Sociedad Bilbaina durante la conferencia ‘Guerra de Ucrania: 15 días de cobertura informativa entre la barbariesobre la figura del corresponsal de guerra y las dramáticas experiencias profesionales y personales que debe afrontar. “El valor de la información hecha por un profesional desde el terreno no tiene comparación. Ves, vives y expresas lo que sientes. Yo sería incapaz de expresar en redes sociales algunas de las cosas que he visto en la Guerra de Ucrania”, ha explicado el periodista.

Ahora bien, Fernández también ha analizado de forma crítica la profesión y reflexionado sobre sus límites deontológicos. En este sentido, el corresponsal ha indicado que “el periodismo que se desarrolla en un conflicto debería ser un retrato fiel de la realidad y no verse amplificado con fines dramáticos”. Por otro lado, y respecto a la deontología de la profesión, el periodista ha destacado que la máxima debería ser “separar el morbo de la información, sobre todo cuando se trabaja con imágenes”.

“Es lógico que se indique que hay ocho muertos en un ataque con obuses, pero una cosa muy diferente es el ensañamiento con las víctimas que, en ocasiones, se puede contemplar en algunas emisiones. Nunca se debería mostrar un cadáver que haya sufrido algún tipo de destrozo”, ha indicado Xabier Fernández.

Además, los países en conflicto son conscientes de la importancia de controlar la información y, por ello, establecen limitaciones e, incluso, pueden incluir a la prensa como uno de sus objetivos. “Los periodistas son un objetivo claro dentro de este conflicto, sobre todo para las fuerzas rusas. Pero, ahora bien, tanto el Gobierno ruso como el ucraniano son conscientes de la importancia de controlar la información y, por ello, establecen limitaciones y cortapisas”, ha afirmado el corresponsal.

Un pueblo fuerte y solidario

La fortaleza del pueblo ucraniano y su solidaridad son los aspectos que más han marcado en positivo al corresponsal de la Agencia EFE. “Es increíble el compromiso que los ucranianos demuestran hacia sus compatriotas y su tierra. Además, tienen una fuerza sorprendente. Impacta la alegría que manifiestan y su forma de celebrar acciones como que las defensas ucranianas derriben un obús ruso. Viven las pequeñas victorias como una fiesta”, ha relatado Fernández.

Desde el punto de vista negativo, tal y como ha explicado el corresponsal, “el peor acto que puede cometer el ser humano es una guerra, en especial cuando se desarrolla con una crueldad como la que se está desplegando en el territorio ucraniano”.

Un periodista en el conflicto

En segundo lugar, Fernández ha compartido algunas de las situaciones y experiencias a las que un periodista ha de enfrentase a la hora de desempeñar su trabajo durante un conflicto bélico. Ingresar en el país en cuestión, ya supone todo un desafío. “El viaje hasta Ucrania es bastante tormentoso. En nuestro caso, viajamos en cuatro o cinco coches con cambios continuos de conductor. De hecho, en la frontera moldava tuvimos que caminar con todo el equipo durante más de dos kilómetros”, ha rememorado el corresponsal.

Una vez sobre el terreno, la rutina que sigue un profesional de la información presenta grandes dificultades. Acerca de esta situación, Fernández ha explicado que “resulta muy complicado distinguir entre el día y la noche. Los sobresaltos y miedos son continuos y no cesan cuando llegas al hotel para dormir. Te acuestas con ropa porque en cualquier momento pueden sonar las alarmas y tienes que correr hacia un refugio”.

Los riesgos

Por último, el periodista ha indicado que “no se es muy consciente de los riesgos a los que te expones hasta que te encuentras inmerso en alguna situación peligrosa”. Como ejemplo, Fernández ha resaltado que en una ocasión fueron tiroteados y luego detenidos por las tropas ucranianas, o que se ha encontrado por sorpresa en medio de tierra de nadie, a medio camino entre el frente ruso y ucraniano, situación que “te convierte en un potencial objetivo para ambos bandos”.

X