LA SOCIEDAD BILBAINA ACOGE LA INAUGURACIÓN DEL 125.º CURSO ACADÉMICO DE LA ACADEMIA DE CIENCIAS MÉDICAS DE BILBAO

NOTA DE PRENSA

LA SOCIEDAD BILBAINA ACOGE LA INAUGURACIÓN DEL 125.º CURSO ACADÉMICO DE LA ACADEMIA DE CIENCIAS MÉDICAS DE BILBAO

 

  • Antón Pérez-Iriondo, presidente de la Sociedad Bilbaina, recibió durante el acto la insignia de oro de la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao

 

  • La conferencia inaugural se tituló “La enfermedad neurológica de Raimundín en la biografía de Miguel de Unamuno”

 

  • El curso fue inaugurado por Nekane Murga, Gotzone Sagardui y Teresa Laespada

 

Bilbao, octubre de 2019.-La Sociedad Bilbaina acogió la apertura del 125.º curso de la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao (ACMB), correspondiente a 2019-2020. El acto fue dirigido por Ricardo Franco Vicario, presidente de la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao y contó en la inauguración con la presencia de Nekane Murga, consejera de Salud del Gobierno Vasco; Gotzone Sagardui, Teniente de alcalde y concejala de Gobernanza y Proyectos Estratégicos del Ayuntamiento de Bilbao y Teresa Laespada, diputada foral de Empleo, Inclusión Social e Igualdad de Bizkaia.

 

Insignia de oro de la ACMB para el presidente de la Sociedad Bilbaina

 

La inauguración del 125.º curso académico concluyó con la entrega de la insignia de oro de la ACMB a Antón Pérez-Iriondo, presidente de la Sociedad Bilbaina, coincidiendo con el 180.º aniversario de esta institución tan arraigada en la Villa. La insignia fue impuesta por Ricardo Franco Vicario; el vicepresidente de la Sociedad Bilbaina, Juan Goiria, y Juan José Zarranz. Tras la imposición de la insignia, Pérez-Iriondo tuvo unas palabras de agradecimiento a la Academia.

 

El acto inaugural tuvo como componente nuclear la conferencia que pronunció el profesor Juan José Zarranz, catedrático emérito del departamento de Neurociencias de la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea e investigador de Biocruces Bizkaia, al igual que expresidente de la ACMB. El tema elegido fue “La enfermedad neurológica de Raimundín en la biografía de Miguel de Unamuno”, siendo Raimundo uno de los hijos del famoso escritor y filósofo. El profesor Zarranz abordó igualmente un análisis crítico del incidente de la Universidad de Salamanca entre Unamuno y Millán-Astray.

 

La Consejera de Salud indicó, en relación al 125.º curso de la Academia, que “cada año contáis con un programa de decenas de jornadas científicas y conferencias. Desde vuestra creación habéis sido un referente de actualización del conocimiento. Tanto para dar respuesta a las necesidades e inquietudes de las y los profesionales de la salud, como a la hora de divulgar el conocimiento a la población. Me gustaría destacar hoy aquí que, como consejera de Salud, me siento muy orgullosa del conjunto de profesionales de la salud de este país. Porque, no me cansaré de repetirlo, son nuestro más valioso activo”. Asimismo, Murga hizo hincapié en la recomendación de vacunación antigripal, apelando, en este foro, a la propia vacunación de los profesionales sanitarios.

 

Por su parte, Gotzone Sagardui se refirió a que “ciento veinticinco años es una cifra rotunda que avala la sólida trayectoria de esta prestigiosa institución, integrada por profesionales de la Medicina, la Farmacia, la Veterinaria, la Odonto-estomatología y de la Biología, que desde finales del siglo XIX trabaja para mejorar la salud y la calidad de vida del conjunto de la ciudadanía”. La concejala también se refirió a que “esperamos seguir contando con el apoyo indispensable de la Academia, que, como ya es conocido, fue nombrada en 2010 como ilustre de Bilbao, por sus aportaciones a la mejora de las condiciones de vida de cinco generaciones enteras de bilbaínos y bilbaínas”.

 

Teresa Laespada destacó, refiriéndose a Miguel de Unamuno, que “tenemos todavía que equivocarnos mucho, que discutir, que debatir, que pensar y que idear. Tenemos mucho que aprender de él. Creo que don Miguel siempre estaba hablando de inteligencia y encuentro. Conceptos muy necesarios hoy, todavía”.

 

Raimundín

 

Tal y como destacó el profesor Juan José Zarranz, don Miguel de Unamuno, filósofo, catedrático, escritor de múltiples registros, “de los que el de poeta era su preferido”, rector de la Universidad de Salamanca y “comprometido hombre político, de los más importantes e influyentes de la historia de España”, vivió toda su existencia “atormentado por sus dudas de fe en Dios y en la inmortalidad del hombre. A ello contribuyó la experiencia trágica de la enfermedad neurológica de su hijo Raimundo, que sufrió graves secuelas de una posible meningitis con hidrocefalia crónica secundaria”.

 

Según el experto, “es de destacar que las fuentes disponibles para conocer algo mejor la enfermedad del niño proceden del propio don Miguel, de su diario y cartas a sus amigos, de sus dibujos del pequeño y de los poemas que le dedicó. La convivencia diaria con el niño inválido, la impotencia ante su estado, el absurdo de su enfermedad entendida como castigo o abandono de Dios por su propia falta de fe, provocaron una de las más intensas crisis personales de Unamuno”.

 

 

ciencias-medicas-de-bilbao

Contact Us

Si desea algún tipo de información o quiere hacernos una consulta, póngase en contacto con nosotros.

0

Start typing and press Enter to search